REFLEXIONES

ASÍ ES EL FÚTBOL

Hablando de fútbol a propósito del mundial, siempre he escuchado la frase “así es el fútbol” esta frase va más allá de ser simples palabras y es que el fútbol es impredecible será por eso que es pasión de pasiones, dicen que en Europa se encuentra el mejor fútbol, probablemente así sea, puesto que tienen escuelas y desde niños están encaminados a practicar este deporte con profesionalismo, dedicación y ser metódicos porque así les enseñan, pero definitivamente en Latinoamérica y para ser más específicos en el sur del continente americano se encuentra el fútbol más apasionante, jugadores que invitan a soñar, malabaristas de las canchas (Ronaldinho), creadores de jugadas increíbles con finales de gol (Messi), piernas que parecieran tener cimbras (E. Valencia), balones que danzan al compás de merengue, salsa y samba. Sí, eso es el fútbol y por eso es tan emocionante mirar un partido de balompié.
Tristemente la selección de Ecuador fue eliminada y no pudimos pasar a la siguiente fase, pero si algo hay que destacar en todo este proceso, es que existen muchas historias que no se cuentan de cada jugador, historias de superación y lucha, muchos de ellos no vienen de escuelas de fútbol, la mayoría crecieron en familias de escasos recursos, este deporte logra que muchos chicos sueñen con ser estrellas, que sueñen con un futuro mejor, la verdad no necesitan mucho, solo un balón, algunos fabricados con trapos, pero todo sirve cuando de jugar y soñar se trata.
En la actualidad la selección Ecuatoriana dejó de ser invisible ante el fútbol mundial, es verdad nos falta mucho, pero es tiempo de trabajar por mejorar, dejar atrás lamentaciones y ver cuáles son las falencias, dejar de practicar un juego rústico y ser más tácticos y hacer jugadas más estratégicas y eso se logra con un trabajo de a poco y desde niños, por ello se debe invertir más en el deporte, cambiar esa mentalidad derrotista y creer realmente en esta frase que la hicimos nuestra “Si se puede” pero poder no es una palabra mágica, se necesitan acciones, pero sobre todo invertir en un deporte, que más allá de lo lucrativo que puede llegar a ser para algunos directivos, dirigentes, y managers deportivos, es una carrera como cualquier otra, el deportista debe estar consiente que todo un país vibra con cada partido y que deben proporcionar en el campo de juego un show y no conformarse con menos.
Ya es tiempo de que existan transformaciones profundas, para que el país pueda disfrutar de un equipo que pueda llegar hasta cuartos de final, claro que podemos -todo es dable- con trabajo arduo y sobre todo creer en nosotros, creer que podemos vencer y para ello hay que sudar la camiseta y lo digo literalmente. Para que no volvamos a escuchar en forma pesimista "Así es el fútbol".     




LAS PALABRAS
Cuan importantes pueden ser las palabras si estas son dichas con buenas intenciones, dichas con cariño y sobre todo pensando en siempre hacer sentir bien al prójimo. A veces podemos pensar que son cosas insignificantes, pero la verdad es que es muy gratificante cuando  alguien te dice que haces bien tu trabajo, o te da ánimos a seguir un sueño que probablemente te parece inalcanzable.
Las palabras tienen mucho poder y eso todos los sabemos bien, si  a un niño le haces creer que no es capaz de lograr metas, ciertamente será más difícil para él superar  el temor al fracaso, pero lo bueno del ser humano es que está sujeto a constantes cambios y si se rodea de personas que le ayuden a vencer miedos, es seguro que alcance el objetivo propuesto.
Hace tres años atrás mi comadre me decía: me hubiera gustado estudiar, entonces le contesté que le impedía hacerlo, ella buscó muchos pretextos como los niños entre otras cosas, la vi muy desalentada me preocupó verla así, porque ella es muy alegre, le pregunté frontalmente que le hubiera gustado estudiar, pues lo primero es saber a dónde quieres llegar, que es lo que deseas hacer, lo demás es más fácil, porque a pesar de ser duro el camino hasta alcanzar el objetivo tu visión está puesto en culminar lo que comenzaste.
Recordé entonces que ella le hacía vestidos a la muñeca de su pequeña hija, sonreí y le dije: a ti te gusta la costura, porque no estudias para ser Modista, se le iluminó el rostro y dijo que ese era el sueño de su vida, entonces "hazlo" le respondí, volvió entonces el temor en ella, manifestó que debía estudiar nuevamente y que no era buena en matemáticas, ni en inglés, insistí en que ella podía, que era inteligente que nada es imposible, e inclusive le dije que en ese momento vaya y averigüe cuando debía matricularse, los costos y horarios, que si ella no lo hacía la inscribiría yo, ella y yo estábamos muy emocionadas, sabía que las palabras surtieron efecto en ella.
Al siguiente día regreso y me contó que ya se había matriculado, eso ya hace tres años, el fin de semana me llamó porque deseaba que yo sea su madrina de graduación, con gran alegría cuento esto y para ser sincera no me esperaba que en su tesis, en la página del agradecimiento haya puesto esto: “A mi comadre Catherine Mora por alentarme a ser perseverante para cumplir mis metas” por solo decirle algunas palabras, eso causo en mí una satisfacción increíble, saber que unas cuantas palabras hayan logrado un cambio en una persona a la cual aprecio, eso es incalculable, cuando le entregué el certificado de ser la mejor graduada le dije: si ves, pudiste hacerlo. Hoy en día ya tiene varias clientas en las que me incluyo, su trabajo ha servido de apoyo en su hogar.

Para culminar esta reflexión es necesario aclarar que  Las palabras tienen mucho valor, pensemos muchas veces antes de emitir un criterio y herir susceptibilidades, que la crítica se haga en bien nunca para dañar a nadie, unas simples  palabras  pueden cambiar una vida. 
  

HABLANDO DE LA SOBREMESA Y SU IMPORTANCIA
Recordando la época cuando niña, a una hora específica nos uníamos más como familia,  evoqué aquellos momentos cuando nos sentábamos a almorzar, rememoré a mi mamá que prácticamente nos obligaba a apagar el televisor y hacer sobremesa, esas charlas donde nos reíamos por las ocurrencias de mi hermano, agradezco que mi madre nos haya enseñado a compartir esos instantes en la mesa, pues esos paréntesis en nuestras vidas aunque parecían insignificantes, ahora son recuerdos que los llevo siempre en mi corazón, en la actualidad se ha perdido esa buena costumbre, e inclusive algo que me parece de mal gusto es que se sienten a la mesa con celulares, mi mamá nos decía la mesa es sagrada por tanto no debían toparse temas que nos pongan de mal humor.
Cuando éramos pequeños nos inventamos un personaje al cual le colocamos el nombre de “Chefrandá” era un tipo imaginario que se sentaba a la mesa con nosotros, el nos enseñaba como catar vinos y sobre la gastronomía, Chefrandá era francés  muy educado por cierto, un buen conversador y sobre todo inteligente, otra anécdota fantasiosa y graciosa era la desespiritualización del vaso de gaseosa (sacar el espíritu a la cola) cuando nos acabábamos de tomar dicha bebida, siempre mi hermano dejaba la gaseosa para tomarla al final y mi hermana y yo extraíamos su espíritu, para luego beberlo en forma transparente según nuestra imaginación. 
Podría contar muchas anécdotas, pero esta no es la finalidad de la reflexión, el hecho está en que lo que mi madre me enseñó lo sigo poniendo en práctica, cuando me siento a la mesa disfruto realmente de una buena comida y una interesante conversación, sentarme a comer con amigos o familiares es siempre  placentero, saber sobre sus experiencias de vida o cosas triviales, no importa lo que tengan que contarme lo verdaderamente transcendental es escucharlos, que sepan que realmente me importa lo que les sucede. Hoy puedo observar con mucha tristeza, como las familias ya no usan esa herramienta para acercarse más a sus hijos o familiares, la hora de la comida ya no es sinónimo de unión, ahora por el contrario cada quien come por sus lados o ven televisión, o chatean mientras están en la mesa.
La mesa es sagrada, la hora de la comida es valiosa es todo un ritual, por tanto debemos recordar que abordar temas poco apropiados o que molesten al otro es mejor tratarlos en otro momento, la comida es para disfrutarla, ese tiempo en familia es para acercarse más, conocer sus fortalezas  y tratar de generar un lazo fuerte entre todos los individuos que conforman el grupo que se ha sentado a la mesa. Entonces es preferible desconectarse del mundo virtual mientras empezamos a ingerir nuestros alimentos, apagar el televisor, es de suma importancia recordar entonces que es un horrible hábito no prestar atención a las personas que están comiendo contigo.
Espero que esta reflexión les ayude a analizar sus costumbres y si están haciendo la sobremesa, no la sobremesa donde utilizan el licor para que la charla sea más agradable, no, hablo sobre la sobremesa familiar aquella que une y solidifica el hogar, aquella que sienta a la mesa y multiplica las ideas, un hábito que no se debe perder, desde mi perspectiva analizo que la sobremesa es provechoso, cuando la conversación va encaminada a el desarrollo positivo de nuestra formación como entes productores de nuevas ideas para aportar al mundo.    

LA VIDA SIEMPRE
Ofreciendo un culto a la vida he decidido escribir esta reflexión, que habla sobre cómo muchas mujeres ya sean jóvenes o adultas pueden convertirse en madres. “La vida siempre” este debería ser el lema de todos, el desarrollo científico ha logrado grandes avances en la ciencia y tecnología, por este motivo es increíble pensar que aún en estos tiempos las mujeres acudan al aborto como solución a un problema que ellas mismo lo ocasionaron, no digo que un hijo sea un problema, sino que es así como algunas ven a un embarazo no deseado.
Me he preguntado tantas veces como es posible que existiendo tantos métodos anticonceptivos, no se protejan para luego estar asustadas por un hijo al cual no quieren que nazca, si algunas de ellas se pusieran a pensar cuantas señoras desean tener un niño y no pueden concebir, a lo mejor entendieran un poco sobre el milagro de la vida.
Es necesario educar a los jóvenes enseñarles adecuadamente los métodos anticonceptivos y su utilización, no ponerse una venda en los ojos, ni taparse los oídos, siempre escucho decir a las madres “mi hija sería incapaz de una cosa como esa”, pero luego se dan cuenta del error, un dialogo en su debido momento podría prevenir un embarazo siendo adolescente.
Nosotros debemos cuidar la vida desde la concepción, porque ya es una vida así tenga una semana, acaso todos nosotros no comenzamos igual, imaginemos por un momento que nuestras madres hubieran pensado algo parecido, tal vez en este momento no estuviéramos aquí, poder disuadir de aquella decisión tan drástica no es tarea fácil, algunas veces me he topado como mediadora de esos pequeños seres, con gratos resultados puedo decirles que he salvado algunas vidas, cuando los veo crecer siento en el silencio de mi ser una paz incalculable -salvar una vida es gratificante sin duda- pero pienso que es más importante saber que esa vida puede aportar de una forma positiva al mundo.
Esta reflexión la he escrito con el fin de llegar a toda aquella mujer que se encuentre en esta situación, que lo piensen mil veces antes de hacer una cosa como esa (aborto), tal vez existan muchos motivos para tomar una decisión como esa, pero ninguna es lo suficientemente aceptable como para matar a un ser inofensivo, un día una señora me dijo: “No deseo tener este bebé, además apenas tengo un mes de embarazo”. Al verla junto a su hijo de más o menos cuatro años  mi respuesta fue: “Y porque no mata a este niño que tiene cuatro años” ella me miró con los ojos abiertos y me respondió: “ ¡Nooo! este es mi hijito, no podría hacerlo, además no soy una asesina”, le increpé súbitamente con estas frases: “Este niño que tiene cuatro años, por lo menos puede pedir ayuda o correr, pero el que tiene en su vientre no lo puede hacer, no sería acaso un asesinato mayor lo que intenta hacer, piense que este pequeño ser de apenas un mes en lo posterior podría ser alguien importante, analice la situación y tenga a su bebé” ella me sonrió y movió su cabeza como diciendo me ha convencido, lo voy a tener. Ahora esa niña tiene cinco años y la mamá cuando nos encontramos, la mira a su hija, me queda viendo, pero sé cuál es su pensamiento, solo las dos sabemos la reflexión que salvo la vida de su pequeñita.   
Hoy una gran alegría me invade, porque hace unos días me dieron una de las mejores noticias que he recibido en estos últimos años, voy a ser tía por primera vez, se cuánto se ha deseado este bebé, como se lo ha esperado, creo que todo niño debería venir así al mundo, para ser feliz, para ser querido y protegido, por eso cuando haya decidido ser madre o padre se lo debe hacer con la mayor de la responsabilidades, no es algo que se lo debe tomar a la ligera, un hijo no es un pasaporte al futuro, para que velen por nosotros cuando seamos viejos. No, un hijo debe venir por amor y desearlo con todo el cariño, para que cuando crezca sepa que siempre fue amado, y si todavía no está preparada (o) para ser padres, existen muchos métodos anticonceptivos que no son abortivos, por eso hoy les dejo con esta reflexión, hay que cuidar la vida desde sus inicios, que éste sea nuestro lema “LA VIDA SIEMPRE”.      


HÁBITOS


Todos tenemos hábitos sean estos buenos o malos, son acciones aprendidas no nacemos con ellas, lo vamos asimilando de las personas que nos rodean, o que el entorno nos predispone a efectuar y los adoptamos como propios, esto hace que luego formemos nuestra identidad, como lavarnos las manos antes de comer, bañarnos, etc. Hay muchas clases de hábitos físicos, afectivos, sociales, morales, intelectuales, mentales, emocionales y  de higiene. Ya Aristóteles lo definía a los hábitos como aquello en virtud de lo cual nos comportamos bien o mal respecto de las pasiones.
 Y ya hablando de mi personalidad, tengo que admitirlo estoy llena de hábitos, desde que comienzo el día hago cosas que sin darme cuenta las realizo  siempre, como por ejemplo: al levantarme debo hacerlo con el pie derecho a pesar que soy izquierda (cosa rara), al acostarme debo tener mi almohada y aunque esté haciendo calor debo taparme de lo contrario no puedo dormir, todos los viernes como pizza y me siento en el mismo lugar, además en este local hay revistas que a pesar de haberlas leído las vuelvo a revisar, mi cartera la llevo siempre en el brazo izquierdo, si no la llevo es como si anduviese desnuda, siempre uso tacones altos, creo nací con ellos, para ciertas comidas debo tomar una gaseosa específica y si no hay mejor no como eso, cuando paso por una iglesia me persigno, aunque no soy muy católica que digamos, si estoy nerviosa me mastico las uñas, para algunos esto es desagradable pero aunque he tratado de evitarlo no lo he logrado, cada vez que subo al carro prendo la radio y canto ¡siempre! para arreglar la casa, pintar, trabajar igual debo escuchar música para tener más energía, son cosas que cuando no las hago, me dicen “que te pasa”, pues las personas que me rodean también se han acostumbrado a mis hábitos

He tratado de cambiar ciertas maneras de actuar, me acostumbré tanto a vivir con estos hábitos e inclusive he ido aumentando algunos más, que sinceramente he analizado y me doy cuenta que somos seres de rutinas, por este motivo se nos hace tan difícil cambiarlos y los más importante que debemos analizar para no caer en ello, es que ningún hábito se transforme en un vicio. Pero si lo intentamos podemos reemplazarlos, de hecho iniciaríamos yendo a diferentes lugares, caminar por sitios distintos, hacer nuevas amistades, realizar cosas que nunca pensaste hacer, a lo mejor eres bueno en eso, no imaginé abrir un blog y escribir lo que pensaba, es gracioso porque me cohibía por todo y resulta que escribiendo todo surge más fácilmente, puede que te hayas familiarizado tanto a tu vida, a lo que haces a diario, justamente conversaba con una vecina que se jubiló recientemente y me contaba que estaba tan habituada a levantarse a las 6 de la mañana e ir a su trabajo, que muchas veces lo hacía sin querer, entonces de repente llegaba a su antiguo empleo y luego se acordaba que ya no laboraba más ahí.

Es posible que estés viviendo sin emociones nuevas, esto es muy aburrido, trata entonces de buscar la manera de salir de la rutina y olvidar tus hábitos por una sola vez prueba nuevas cosas, como bailar, hacer ejercicios, tener una mascota ellos son incondicionales te dan amor sin pedir nada a cambio solo que los protejas. Por mi lado desde hace un tiempo comencé por estudiar lo que me apasiona y les diré que mi vida cambió completamente, conocer nuevas miradas, diferentes formas de pensar, lo admito aún tengo muchos hábitos que debo sacarlos de mi rutina diaria, pero algunos cambios ya logré efectuar, así que inténtalo tú también, los hábitos  si se los puede combatir me refiero no a los hábitos buenos, sino obviamente a los que causan inercia, a esos hábitos que te convirtieron en un autómata, aquellos hábitos que no te permiten seguir, porque te acostumbraste tanto a ellos que es mejor seguir con la rutina que intentar un cambio, siempre es bueno variar un poco, es cuestión de proponérselo. ¡Adelante todos podemos lograrlo! 



NUNCA ES TARDE

Es una frase que siempre me la repito, pues si bien es cierto los años no regresan y el pasado queda atrás y no vuelve, de esas experiencias podemos aprender y por ende transmitir algo positivo a los demás como decirles “nunca es tarde”, sigue luchando, porque mientras haya vida, existe el poder de cambiar las cosas, solo la muerte puede impedir que alcancemos la meta propuesta, pero ser un caminante pasivo por el devenir de procesos propios de las historias de cada ente -no hace tortuoso el sendero-, lo hace insípido, sin color, pues la vida esta llena de contratiempos y minas que debemos saber esquivar, no someternos a lo que los demás piensen sino por el contrario luchar por tus creencias, por tus ideales, porque nunca nadie te los quite, y obviar lo que te daña dejarlo escondido en algún rincón olvidado que no utilizamos.

De todos modos siempre hay que recordar que podemos aprender de otra persona por más pequeño que pensemos que éste sea, siempre tienen algo que enseñarnos, y alguna anécdota importante que contarnos. He escuchado muchas veces decir no prestes oídos a esa persona, él es un perdedor, es que para algunos ser triunfador en la vida es sinónimo de riqueza, y el ser rico en experiencia, en historias vividas no cuenta, cuantas falacias juntas me digo yo, porque hay contadores de historias más ricos que cualquiera que se pasee por la vida en un Bugatti Veyron, que irónica que es la vida y la sociedad, tazar a las personas por su valor no moral sino monetario, y es que de eso se trata tener éxito para este mundo, no importa como lo obtengas ni a cuantos debas pisotear para llegar, la idea es tener muchos bienes materiales.

La gente se centra tanto en tener, en poseer sería la palabra más propicia, que se olvida de lo fundamental “El objetivo real”, para que han sido puesto en este planeta; la vocación misma y nunca llegan a saber el propósito de está travesía maravillosa, por los incesantes sube y baja de las olas de la existencia. Es que cuando eres joven el entorno te cambia, te dice las directrices a seguir y te vas olvidando de los sueños que un día tuviste y que engañados por el brillo de las luminarias de ese éxito irreal, te vas en busca de esas ilusiones banales que hacen creer algunos que compra la felicidad, cuando despiertan de esa fantasía en el que los sume, no Morfeo sino Mammon parece una pesadilla, de la cual convertida en un laberinto en la que no se encuentra la salida, te dan ganas de subir la pared y hacer un atajo, pero así no se manejan las cosas, todo lleva su proceso y la sociedad que un día te vio con buenos ojos te puede dar la espalda.

Es duro reaccionar y liberarte de esos grilletes que te tienen atado a una falsa felicidad, pero “nunca es tarde” y romper las cadenas cual Espartaco renunciando  a su esclavitud impuesta, te das cuenta que el tiempo que transcurrió no es perdido, son vivencias de las cuales puedes sacar partido y ser un ganador. Aunque a los ojos de los demás seas un simple fracasado, porque la felicidad no se centra en tener bienes, ni coleccionar cosas caras, la felicidad es hacer un recuento de los años vividos y darte cuenta que eres feliz con lo que haces, y si eres dichoso ya estas aportando en algo al mundo con tu sonrisa verdadera.

Recuerdo cuando era niña, a veces tenía sueños me miraba como una gran artista, o bailarina de ballet danzaba de un lado a otro, recuerdo que inventaba historias, las escribía y luego mi hermana y yo éramos las protagonistas, siempre soñaba, no se cuando deje de soñar, creo cuando la sociedad te dice: pon los pies sobre la tierra, los artistas se mueren de hambre, y que importa si llega a ser así, y digo la sociedad porque mi mamá nunca me impuso nada, creo que ella también fue una artista que no se decidió a demostrarlo, porque de herencia me dejo uno que otro poema, y me pregunto porque no lo hizo si era muy buena declamadora, sus poemas eran lindos, además era una gran actriz, en las reuniones familiares siempre imitaba alguna artista, y ¡sí que lo hacia muy bien!, llegaba al espectador los hacia reír con sus ocurrencias. “Nunca es tarde” pero para ella si, ya no esta con nosotros se fue en la barca con Caronte a las aguas mansa de las islas de la bendición. Aunque nos dejo como legado su fortaleza, sensibilidad, su pasión por el arte, la música y poesía. Por eso no se ha ido del todo, y esa pérdida me dio el valor para desechar lo malo e ir en busca de lo bueno, en busca de la verdadera felicidad, mi felicidad "El Arte".
“Nunca es tarde” recomenzar cual ave fénix emprende su viaje, para reconquistar lo que un día soñó, despertar de ese letargo del cual muchos están sumidos, pensando que son felices; pero no se dan cuenta que son un número más, de los millones que se despiertan en las mañanas; para hacer de su tediosa rutina, una vida llena de lujos a cambio de miles de horas perdidas en trabajos que no les satisface, y así se les pasa la vida sin saber que no son felices. Tengo muchas anécdotas de personas que lograron lo que soñaron, a veces sueños que para unos puede ser algo simple para otro es algo casi imposible.
Un día un señor me contó: Mi sueño de niño era poder conducir un carro, y crecí con eso, me casé, tuve hijos, pero el sueño seguía ahí, era jornalero y mi sueño era casi imposible ¿Cómo me compraré un carro?, me preguntaba, pero nunca abandoné mi sueño, hasta que un día observé que una joven adolescente manejaba y me dije, “si otros pueden porque yo no”, y me decidí, fui al banco pedí un crédito y me compré el carro, tenía el carro, pero lo más gracioso fue que no sabía manejar, pero no desistí entré a un curso de conducción y aprendí, pero luego pensé voy a poner un negocio para vender helados, me compré la máquina y ahora vendo los helados en el carro, terminé de pagar el carro, hice mi casa, y mantengo a mi familia, nunca es tarde para seguir soñando, concluyó. Yo pensé que gran lección de vida y me dije “Nunca es tarde” es verdad.
No importa el sueño que tengas, por más pequeño o grande que sea, si se tiene la firme convicción que lo puedes lograr, todo fluirá hacia el camino en busca de tu verdadero destino, porque Nunca es tarde para soñar, nunca es tarde para lograrlo, nunca es tarde para demostrar que estamos aquí por algo, que todos tenemos un propósito y ese designio es ser feliz y hacer mejor el único mundo que tenemos sin dañar a nadie, ni afectar a la naturaleza, es el mejor regalo que nos ha dado la vida, y mientras la tengamos, debemos hacer algo por mejorar nuestro entorno, y dar una parte de nosotros a la sociedad, compartir nuestra alegría para hacer un mundo mejor, como decía el desaparecido Jhon Lennon, un mundo donde no existan países, ni religiones, y la gente viviendo en paz, y yo agregaría: haciendo lo que nos gusta y realizando nuestro sueños.
Para que nunca volvamos a decir ya es tarde, más bien que en nuestras mentes y corazones quede impregnado esa frase “Nunca es tarde”.



PREFIERO EL BUS

Porqué prefiero el bus algunos se preguntarán, porque mientras otros hacen todo lo posible por comprarse el auto último modelo no se dan cuenta de lo que se pierden cuando viajan en bus, antes de explicarles mis porqués, comenzaré contándoles que en 1823 nace el término ómnibus  que significa “para todos”, gracias a una tienda que llevaba ese nombre y estaba situada frente a la estación de los primeros carruajes en Nantes (Francia) se designó el nombre para darle a estos vehículos tirado por caballos. A partir de 1905 los vehículos ya fueron motorizados, fue cuando tomó el nombre de autobús aunque los dos términos aún se utilizan, depende del país o región que se encuentren para que este medio de transporte se lo denomine con diferentes nombres por ejemplo: en Ecuador se le dice bus o colectivo, en Chile tomarán el nombre de micro o liebre, en Argentina bondi o colectivo, en Bolivia flota o góndola, en Cuba guagua, en Perú mirabus, en cada país toman diferentes formas de llamar al bus.
Ahora retomando a mis porqués, les debo explicar que prefiero  el bus, porque cuando subo a uno lo primero que observo, es gente que muchas veces nunca he visto -prefiero ir siempre a la ventana pero por cuestiones de seguridad debo ir en el asiento que de al pasillo, pero cuando puedo y voy sola me acerco a la ventana, miro detenidamente el paisaje cada cosa, a lo mejor algo que nunca antes vi- de pronto me llama la atención la pareja que se sienta delante de mí y se hacen cariñitos, otros van ensimismados en sus celulares, algunos tiene una plática muy amena que muchas veces presto atención -aunque no me incumba-, madres con hijos que lloran por que no les compraron sus golosinas al subir al bus, los típicos vendedores de pócimas que curan de todo, los que ofertan CD pirateados con la música actual, y los que venden caramelos, galletas, los cantantes que utilizan un pequeño radio para poner sus pistas, algunos con lindas voces pero otros de los cuales quisieras ponerte tapones en los oídos, no faltan los que se suben a pedir ayuda porque no tiene trabajo o poseen alguna discapacidad, el rockero del cabello largo escuchando música en su ipod, la viejita que se sienta a tu lado y te cuenta sus dolencias, la embarazada que orgullosa muestra su panza y un pequeño hijo que lo sienta a su lado, el señor canoso e ilustrado que te narra de la carestía de la vida y de la tecnología que no puede utilizar, porque para él está en otro idioma, la que se maquilla en el bus, el galán que le pregunta a la chica de su lado de donde es y cuenta sus peripecias en solo 3 minutos, porque en la próxima parada se baja y tiene listo un papel para anotar el número de la joven bella, que nunca llamará, la que brinda lo que está comiendo o un niño que la mira detenidamente, no faltan los malcriados que se sienta en el fondo para observar a toda chica que se sube en minifalda, decirle algún piropo grosero y luego esconderse, el que le grita al conductor que cambie de música, el que va estudiando para dar la prueba final,  el o la conocida que se sube  te saluda y pregunta que ha sido de tu vida, los que van parados y se caen encima tuyo, la señora que sube algún cartón y nadie la ayuda, el ejecutivo perfumado, la rumiante del chicle, el trabajador sudoroso y la contadora de historias positivas, queda mucho por decir o por contar, pues cada día es una nueva aventura en el bus. Mientras muchos salen de sus casas desayunan tan rápido, van en sus lujosos autos, se encierran en sus grandes oficinas, retornan a casa en sus vehículos cansados del largo trajinar, se van aislando cada vez más del mundo y de las cosas sencillas, yo prefiero estar rodeada de la gente, saber, conocer y entender porqué prefieren el bus, aunque algunas veces también me aísle, vuelvo a pisar tierra cuando me subo a un bus.     



Razas


Si los científicos completando la secuencia del genoma humano sostienen que el término "raza" es un concepto social más no científico, y que solo existe una solo raza "La Humana" porqué se sigue utilizando el término peyorativa mente al referirse a una persona de tez blanca, negra, amarilla, y así al indicar que son de diferentes razas cuando la realidad es otra, somos iguales, cuando entenderemos que lo único que nos diferencia son nuestros pensamientos. No sería más fácil aceptarnos, unirnos y no separarnos por color, estatus social, idioma o religión, somos iguales algunos con más posibilidades económicas pero al final todos podemos alcanzar metas solo está en proponerse y no lamentarse por todo.

Pero volviendo al tema de la raza, es importante que se olviden los odios del pasado, de las guerras que iniciaron gente sin ningún tipo de sentimientos nobles, son justamente esas personas totalitarias que nombran despectivamente a alguien por su color de piel los que están errados, somos nosotros entonces los que realmente necesitamos analizar que enseñamos con aptitudes negativas a fragmentar a la sociedad, y no se hable solo del color de piel, orientación sexual,género, belleza, pues todo ello obliga al ente a querer parecerse al otro y es justamente la variedad que enriquecer al mundo ser diferente no es malo, mientras no hagamos daño ser diferente es simplemente entender que somos únicos.           




Mala Costumbre


Mucha gente piensa erróneamente que se es mal educada si no se dice: "Buen provecho" al entrar a un restaurante. Es de muy mala costumbre decir esta frase, y en las normas de etiqueta y protocolo eso está descartado, pues es una costumbre muy antigua que la adoptaron los españoles cuando fueron invadidos por los países árabes o no se sabe si fueron los moros quienes introdujeron la costumbre de eructar luego de terminar la comida y los demás debían decir esta frase "buen provecho", es por eso que no se debe utilizar estas palabras como una manera de agradar, pues tal ves hagas un papelón, ya que el que está comiendo debe responder "gracias" y si está con la boca llena no podrá contestar a este singular saludo, así que es preferible enterarse que es una mala costumbre y no juzgar a alguien porque no te dijo "buen provecho" y lo mismo pasa cuando se entra un restaurante, no se debe saludar pues estarían obligados a responder, simplemente si vez a alguien conocido se hace un ademan como saludo, para evitar que hablen y a lo mejor se puedan atragantar.

CEREBRO AL 100%
¡Que increíble! cuando nos convertimos en entes investigadores de la verdad, y dejamos de ser personas pasivas, que creemos todo lo que nos dicen, y desechamos mitos que los hemos tenido arraigados por tanto tiempo en nuestros pensamientos. Esto de que se utiliza el 10% del cerebro es una rotunda falacia, y por que en pleno siglo XXI aún se sigue diciendo lo mismo y repitiendo como si se tratase de una realidad, de hecho utilizamos todo el cerebro, de lo contrario no fuéramos normales, así que la próxima vez que escuchemos esto, sabremos que están equivocados, nadie te puede hacer creer que no eres capaz de lograr tus objetivos, todos tenemos la inteligencia para realizar cualquier cosa, todo está en nuestra mente, y en las ganas infinitas que tengas para hacer volar la imaginación y que llegue a materializarse esa gran idea, que muchas veces por temor las dejamos ir, así que adelante con todos los proyectos que tengas aunque parezcan descabellados, de pronto algún nuevo invento salga de aquello, por accidente se han descubierto grandes inventos como: la penicilina, rayos x, marcapasos, caucho vulcanizado. Nunca es tarde, recuerda "querer es poder".       




Día Internacional de la mujer
Ser mujer es un gran privilegio, pues tenemos la facultad de dar vida y sentirla me imagino que ha de ser algo maravilloso, pero la mujer va más allá de ser madre, pues es amiga, es una constante lucha por mantener una vida armónica a su alrededor, en la antigüedad a la mujer se la aislaba y estaba sometida pues no podía opinar sobre los asuntos de hombres, solo algunas mujeres se arriesgaron a romper esos grilletes, como: Hipatia http://mate.uprh.edu/museo/mujeres/hipatia.htm y las diez mujeres más importantes en el ámbito científico y que han desempeñado un papel importante en el mundo como son:


1. Marie Curie. Investigadora de la radiactividad.

2. Rosalind Franklin. Biofísica crucial para el conocimiento del ADN.

3. Hipatia. Fiolósofa neoplatónica destacada en matemáticas y astronomía.

4. Jocelyn Bell Burnell. Astrofísica descubridora de la primera radioseñal de pulsar.

5. Ada Lovelace. Pionera en programación informatica.

6. Lise Meitner. Física descubridora del protactinio.

7. Dorothy Crowfoot Hodgkin. Química pionera en la aplicación de rayos X a la bioquímica.

8. Sophie Germain. Matemática francesa destacada en su aporte a la teoría de números.

9. Rachel Carson. Figura clave en ecología y la generación de conciencia ambiental.

10. Jane Goodall. Primatóloga que estudió el uso de herramientas en chimpancés.
En lo religioso quien va a olvidar a la Madre Teresa de Calcuta, en nuestro país también surgieron grandes mujeres que dieron la pauta para que nuestra sociedad nos permita tener acceso a derechos que nos habían sido negados, como al voto y gracias a Matilde Hidalgo de Procel (LojaEcuador25 de septiembre de 1889 - Guayaquil, Ecuador, 20 de febrero de 1974) pues fue la primera mujer en graduarse de una escuela secundaria en el Ecuador, la primera mujer en obtener un Doctorado en Medicina en su país, la primera mujer en votar en una elección democrática en América del Sur y la primera mujer en ocupar cargos de elección popular en su país. http://es.wikipedia.org/wiki/Matilde_Hidalgo_de_Procel.

Gracias a todas estas mujeres y muchas más nos podemos dar el lujo de escribir lo que pensamos, y decidir nuestros destinos. La mujer merece respeto pero para ello debe respetar al género opuesto, pues de la combinación de los dos nacen nuevas ideas para un mundo mejor, no se debe luchar por ser más que los hombres, ni querer parecernos a ellos, más bien las diferencia es la que enriquece a nuestro género y el hecho de ser mujer. Porque la mujer es amor, ternura, siempre está buscando la paz y no la guerra.
Para que haya un equilibrio en el planeta debe existir los dos géneros mujer/hombre, así que no podemos ser feministas y el día de la mujer debemos compartirla con las personas que están a nuestro alrededor sea hombre o mujer, y entender que no importa de que ideología política o religiosa seas, ni que preferencias sexuales tengas, no dejarás de ser mujer y todo el amor que tenemos para brindar y dar a los demás, y que solo basta una sola palabra para cambiar al mundo y esa es  "AMOR". 
Feliz día  

11 comentarios:

  1. excelente reflexión espero que ponga mas cuidece:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Evelyn, que bueno que te haya gustado esta reflexión, si por supuesto que seguiré escribiendo.

      Eliminar
  2. Me siento muy identificada con tus palabras, excelente reflexión... siempre aportas esa claridad en lo tan obvio que ni la vemos...Un recorrido por nuestro "apegos", que se convierten en rutinas, hábitos como dices....que a veces sólo impiden crecer...avanzar... Valoro esa apuesta por lo femenino que también abogas...la gran riqueza de la mujer...una alegría y belleza para el mundo... Siempre te lo digo, pero es cierto, algo bueno y positivo me llevo siempre de tu espacio. Un abrzo amiga, tengas días buenos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Clarisa tus palabras me llenan de alegría, es lo que intento trasmitir, que a pesar de tener distintas nacionalidades no somos tan diferentes, cada uno tiene su rutina y hábitos que ha ido formando la identidad de las personas, somos lo que somos y lo que aprendemos, pero hay hábitos que podemos cambiar. Un abrazo igual gracias por tu comentario Clarisa, creo que eso es lo bonito de estos espacios, que cada uno aprende del otro, yo igual aprendo de ti y de tu hermosa forma de escribir, mi amiga poeta bonito día.

    ResponderEliminar
  4. Una vez mas entro en tu espacio y quedo sorprendida…por todo lo que puedes llegar a transmitir enlazando las palabras, construyendo situaciones y recreando hechos mediante frases que muy bien pudieramos hacer nuestras … un realismo y una objetividad latentes en cada una de tus reflexiones … tienes la habilidad de introducir al lector en tu historia … nos haces sentir y lo mas importante … nos haces pensar. Un abrazo y enhorabuena por no tener pereza en compartir con los demás … Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo agradecerte a ti querida Blanca, por tomarte tu tiempo y leer mi blog, es solo parte de mis vivencias de las cosas que percibo, las situaciones con las cuales me ha tocado batallar, creo que podemos siempre sacar algo positivo, un aire de positividad no cae nunca mal, decir que estamos aquí y que existimos aunque para algunos seamos invisibles no dejamos de estar, de creer, de sentir y de poder hacer un mundo mejor con pequeñas aportaciones, como tu que siempre das lo mejor, me encanta tu blog porque enseñas y das un toque de color y creatividad a todo, felicidades Chica del maletín colorido, gracias amiga.

      Eliminar
  5. Reflexión sobre el valor de la vida...es verdad, la vida ha de valorarse desde su inicio como bien apuntas. Me gustó mucho todo el periplo que haces en tu entrega abogando por ella, pues soy madre de dos hijos muy deseados, y no hay nada tan maravilloso como sentir la vida que crece dentro de ti, esa fuente de "creación", naciendo de ti. Gracias por tu claridad sobre lo más hermoso de la vida: la propia vida queriendo vivir. Me han emocionado sobremanera tus palabras. Gracias amiga por ser así, por sentir así. Saludos y lindo fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo amiga que seas madre de dos niños me alegra tanto, y si la verdad muchas personas se olvidan del valor de la vida, que nos fue dada y no debemos quitársela a nadie, hemos sido colocados en este mundo para ser feliz y hacer felices a los demás, aunque muchas veces olvidemos eso y nos afanemos tanto por el futuro, por acumular vienes por ser personas vacías, que lindas siempre tus palabras querida Clarisa, gracias igualmente por ser tan sencilla y comentar este pequeño blog, saludos siempre.

      Eliminar
  6. Es muy importante que las personas valoren la vida, mujeres y hombres, por igual. Un mensaje muy digno. Tiene grandeza de alma y buena redacción. Te dejamos nuestros saludos fraternales y nuestro aprecio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  7. Gracias Isaías tu siempre con las palabras exactas para llegar a conmover, me alegran tus palabras, tienes toda la razón tanto hombres como mujeres deben valorar la vida y responsabilizarse por sus actos, saludos y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar